Adolf Loos, el padre de la arquitectura moderna - Historia del diseño
551
post-template-default,single,single-post,postid-551,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-0.1.0,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

Adolf Loos, el padre de la arquitectura moderna

Adolf Loos, el padre de la arquitectura moderna - Historia del diseño

Adolf Loos, el padre de la arquitectura moderna

Adolf Loos fue un arquitecto de los siglos XIX y XX dedicado al diseño de interiores. Se le reconoce como uno de los padres de modernismo arquitectónico, pero además existe una relación de causalidad entre la cultura de un momento concreto de la historia que se tradujo en un modo de diseñar los espacios.

El racionalismo alemán

Aunque Adolf Loos nación en la actual República Checa se le conoce como un austriaco debido a que en aquel entonces aquello zona formaba parte del Imperio austrohúngaro. En cualquier caso, toda la zona centroeuropea tuvo mucho que ver en el desarrollo del pensamiento alemán.

El pensamiento alemán está basado, en su esencia, en el racionalismo de Kant. Autores como Hegel, Heidegger, Nietzsche dieron forma en una época al pensamiento inicial. Sin entrar en las características concretas de este pensamiento filosófico, podemos decir que creó la cultura alemana. Una cultura que se intentó imponer a la fuerza al resto de Europa y que tras su fracaso terminaría calando igualmente.

Adolf Loos supo leer las características culturales del momento y creó una nueva forma de diseñar los espacios. Habría creado el racionalismo arquitectónico.

Racionalismo arquitectónico y cómo el diseño nace de la cultura

El racionalismo arquitectónico, al igual que el pensamiento filosófico, se apoyaba mucho en el uso de la geometría para desarrollar espacios. Además, defendía trabajar sin ornamentación para trabajar porque la arquitectura debía ceñirse a lo funcional. Esto quiere decir que se debía trabajar la arquitectura pensando en el uso que se le da a cada lugar que se diseña. Eso sí, exclusivamente a eso.

Este movimiento fue increíblemente desarrollado en los principios del siglo XX. En este contexto se creó la escuela que llegaría a ser su máximo exponente, la Bauhaus. La arquitectura moderna y el racionalismo arquitectónico influirían en el arte y el diseño y acabarían transformándose en otros movimientos como el minimalismo.

A un profesional del diseño le sirve mucho fijarse en la historia del diseño de interiores. A través de ella podemos observar que las diferentes culturas han creado diferentes formas de hacer arte. Y más allá incluso de esto, los gustos de una persona también dependen mucho de su personalidad o cultura. Es por esto que es tan importante para un diseñador de interiores conocer la marca con la que se va a trabajar y desarrollar un estilo de interiorismo asociado a esa marca.

Nuestro trabajo no consiste sólo en hacer “bonito” un lugar, sino que tenga coherencia con el resto de elementos. En nuestra página web tienes algunos ejemplos de esto. En esta coherencia entra el pensamiento de que España, y en concreto Andalucía, puede que represente todo lo contrario al racionalismo alemán. Puede que nuestra tierra tenga algo más que ver con el corazón que con la cabeza.

Adolf Loos, el padre de la arquitectura moderna - Historia del diseño

Para conocer más sobre Adolf Loos

Tienes hasta el 24 de junio para disfrutar de la exposición que La Caixa organiza en el edificio Caixa Forum de Madrid. Se ha creado una exposición sobre el arquitecto austríaco. En ella se explica su pensamiento sobre la arquitectura y el diseño.